Entrega de diplomas a egresados del Cinvestav Saltillo

La semana pasada se realizó la entrega de diplomas a los egresados de la Unidad Saltillo de Cinvestav. En esta ceremonia, cerca de 100 estudiantes de nuestras cuatro especialidades recibieron sus correspondientes títulos. Fue una ceremonia muy emotiva, en particular porque asistieron varios estudiantes que fueron de los principales afectados por la cuarentena durante la pandemia en el 2020. Comparto un extracto del mensaje de ese día.

Autoridades que acudieron al evento.
Autoridades que acudieron al evento.

Este día estamos reunidos para celebrar la entrega de diplomas que acreditan su paso exitoso por alguna de nuestras maestrías o doctorados. Es una ceremonia que confirma nuestro compromiso con la sociedad de nuestro estado y del país en general. Jóvenes graduandos: al entregarles sus respectivos diplomas los presentamos también como jóvenes profesionales que, estamos seguros, incidirán destacadamente en su entorno.

Foto con algunos de los graduados en la maestría en ingeniería metalúrgica.
Foto con algunos de los graduados en la maestría en ingeniería metalúrgica.

En este año por fin estamos poniéndonos al día con la entrega de diplomas. Debido a la pandemia, la ceremonia fue retrasada por un par de años. Hoy puedo ver a muchas caras conocidas a quienes tuvimos que pedirles paciencia y confianza en la primavera de 2020. Estudiantes que trabajaron sin descanso durante esos meses de aislamiento y que hoy celebran sus logros, logros que compartimos con ustedes.

En este año hemos regresado prácticamente a las actividades normales en nuestra Unidad. El acceso a los laboratorios, las clases, la vida académica. Todo esto se ha reiniciado. Y, en este punto, quiero reconocer el trabajo de la coordinadora y coordinadores académicos y técnico quienes con su profesionalismo y dedicación han sido los principales responsables de este reinicio académico.

El regreso al ritmo naturalmente acelerado de nuestras actividades de investigación y docencia no ofrece el tiempo requerido para la introspección.  Quisiera aprovechar este evento precisamente para detenernos y pensar un momento sobre el papel de nuestra institución en la sociedad.

Antes de iniciar este ejercicio de reflexión, necesito pedirles a los presentes que se pongan de pie. Uno de los fundadores de nuestra institución, el Dr. Juan Méndez Nonell, tristemente falleció este año. Por tanto, en su honor, quiero pedirles que guardemos un minuto de respetuoso silencio.

Tras su partida, el hijo del Dr. Juan Méndez nos hizo un obsequio invaluable. Le legó a la Dirección de la Unidad una carpeta, hasta entonces en poder de su padre, fechada en octubre de 1980 (hace más de 40 años), donde se presentaba ante el gobierno de México el proyecto de establecimiento de una Unidad de Metalurgia No Ferrosa. A lo largo de casi 400 páginas, cuidadosamente mecanografiadas, se muestra el estado de la metalurgia en México, la justificación para establecer la Unidad en la región sureste de nuestro estado, el plan de contratación de investigadores y el equipamiento experimental necesario. Entre toda esta información se destaca una sección: Efectos socioeconómicos. En ésta, se presenta una serie de beneficios como resultado del establecimiento de esta Unidad. Se cierra con una línea que cito: “De esta manera se formaría un centro de investigación que puede llegar a un nivel de excelencia en el país”

La Unidad de Metalurgia No Ferrosa dio paso, a su debido tiempo, a la Unidad Saltillo de Cinvestav. El establecimiento de la Maestría en Ciencias en Ingeniería Metalúrgica fue seguido por el de la Maestría en Ciencias en Ingeniería Cerámica y por el Doctorado conjunto de estas dos especialidades. Entrado ya este siglo, se iniciaron los programas de posgrado en las áreas de Sustentabilidad de los Recursos Naturales y Energía y Robótica y Manufactura Avanzada. Hoy estaremos entregando 60 diplomas a ustedes que creyeron, más que en un sueño, en una visión. En la visión que contempla a nuestra Unidad como un centro de investigación con un nivel de excelencia que la hace destacar en nuestro país y, aún más, en el extranjero.

Ustedes se convierten hoy, formalmente, en embajadoras y embajadores de nuestra institución. Estamos seguro que el esfuerzo que ustedes, sus profesores, y todo el personal del Cinvestav que estuvo involucrado en su formación dará abundantes frutos en su carrera profesional. No olviden que ustedes siguen haciendo la historia que comenzó hace más de 40 años en nuestra Unidad. Corresponde a ustedes hacer caminos nuevos y continuar con su propia historia. Los invito a considerar la frase que popularizó Newton: “Si he podido ver más lejos, es porque estoy parado sobre hombros de gigantes”

Los gigantes también tuvieron un inicio. Que éste día sea uno de los primeros pasos para ustedes. Nuestro compromiso no termina aquí. Siempre podrán contar con nosotros. Como dijo el fundador de nuestra institución, el Dr. Arturo Rosenbleuth, “Sólo son buenas aquellas instituciones que preparan discípulos superiores a sus maestros y que lo hacen de forma consciente y generosa”

Confiamos en que hemos cumplido con nuestro deber. Es, ahora, su turno.

¡Muchas felicidades!

Tags:

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: